Bótox

Cargando…

Bótox

Bótox en Esplugues de LLobregat, Clínica del Doctor Mendieta

El Bótox actúa devolviendo la tersura y luminosidad al rostro, manteniendo una expresión facial natural.

El Bótox o  toxina botulínica  es una proteína natural purificada que relaja los músculos faciales. Se inyecta en pequeñísimas dosis donde existen arrugas de expresión para relajar los músculos La toxina botulínica, no es un material de relleno, por lo tanto no elimina las arrugas mediante el aporte de volumen, sino que actúa sobre los músculos de la cara relajándose y disminuyendo el impacto de las contracciones en la piel. La toxina botulínica permite eliminar o atenuar las arrugas, produciendo un nuevo aire de juventud y lozanía en la expresión en:

  • Contorno de ojos
  • Frente
  • Entrecejo
  • Cejas

¿Como aplicamos el bótox en nuestra Clínica ?

La aplicación de la toxina botulínica no es dolorosa. Se utiliza un anestésico tópico para mejorar la tolerancia, por ello puede continuar con sus actividades rutinarias sin necesidad de reposo. El efecto en el control de arrugas es variable para cada persona, dependiendo principalmente del biotipo, técnica, dosis y producto. Por lo general suele durar entre 4 a 6 meses, después de este periodo puede ser vuelto a aplicar. Cuanto más temprano se realiza la aplicación de la toxina botulínica más natural queda el resultado. Este producto es una sustancia segura con muy pocas contraindicaciones y escasos efectos indeseables y riesgos, en las manos de médicos especialistas calificados.

¿Qué resultado podemos esperar del Bótox?

Los efectos se empiezan a observar normalmente a partir del tercer día. De forma progresiva, va borrando las arrugas poco a poco. El rejuvenecimiento es evidente y la expresión facial queda más relajada. Esto da la sensación de tener buena cara y un aspecto descansado. Para mantener las arrugas difuminadas y prevenir que aparezcan otras nuevas, se recomienda realizar un tratamiento cada cuatro meses al principio y a partir del segundo año una aplicación cada seis meses.

Para realizar este tratamiento se requiere pasar por una consulta médica. El médico debe conocer el área a tratar para crear el protocolo a seguir, de tal forma que se asegure los resultados del paciente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que Vd. acepta su uso. Más información en nuestra política de cookies y política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies